El ciclo de carbohidratos es un método que te ayuda a mejorar composición corporal. Nos ayuda a mejorar como nos vemos y como nos sentimos. No es restrictiva, ni drástica, e incluye todos los macro nutrientes. No vamos a eliminar ningún macro nutriente de la dieta, solo vamos a limitar su consumo y a elegir distintas fuentes, diferentes días. El “Carb Cycle” se puede utilizar para perder grasa o mantenerte. Es una manera de disfrutar de los carbohidratos unos días un poquito mas que otros.

Recuerda que es importante incluir los 3 macro nutrientes en nuestras dietas.

Los planes bajos de carbohidratos o “keto diets” provocan la perdida de peso, especialmente de agua, pero también de grasa, por que el cuerpo se ve obligado a utilizar las reservas de grasa como combustible.

No es recomendado este plan a largo plazo porque agota las reservas de glucógeno, que nos hace sentir mas cansados,baja el nivel de serotonina, y a largo puede afectar tu tiroide y nivel de leptina (la hormona que regula el apetito).

A largo plazo no nos va servir y no recomiendo que sea un estilo de vida.

¡El carbohidrato es un macronutriente importante, que nos da energía! La grasa también… pero el carbohidrato es el protagonista en nuestro cuerpo.

El ciclo de carbohidratos tiene lo mejor de las dos partes. Esa parte de las dietas bajas en carbos donde por algunos periodos vamos a limitar el consumo de ellos, entonces vamos a obligar al cuerpo a utilizar la grasa como combustible.

Pero no por tanto tiempo que tendremos los efectos negativos.

Los carbohidratos nos dan muchos beneficios, como, por ejemplo, nos llenan de energía, provoca un estado de animo mas elevado por que nos eleva la serotonina, ayuda a regular la tiroide y la leptina, recarga reservas de glucógeno, nuestra fuerza y rendimiento se incrementan y nos hacen sentir bien a nivel general.

Pero los carbohidratos también tienen aspectos negativos.

Mantener una dieta demasiado alta en carbohidratos a largo plazo nos hace tener los niveles de insulina elevados todo el tiempo y eso nos hace mas propensos a tener sensibilidad a la insulina. Cuando la insulina esta muy elevada, no quemas grasa, al contrario, tiendes a acumularla. Cuando la insulina constantemente esta alta le dice al cuerpo que no oxide grasa para utilizarla como fuente de energía.  La gente que abusa de los carbohidratos y los consume en exceso tienden luego a sufrir de esta enfermedad.

(La insulina es la hormona que regula el nivel de glucosa en la sangre).

Hay muchos métodos y técnicas para mejorar la composición corporal, como consumir carbohidratos moderadamente, o calculando los macro nutrientes, según nuestro biotipo o actividad física, y donde todos los días vas a comer igual. Pero a veces uno se siente estancado y queremos ver un cambio. Este método de ciclo de carbohidratos ayuda a acelerar la marcha.

Hay muchas maneras de hacer ciclo de carbos, pero en general todos funcionan igual. Los días de entrenamiento pesado incrementas ingesta de carbohidratos y le bajas los días que no haces entrenamiento riguroso. Podemos hacer un día de carbohidratos moderados, donde hacemos ejercicio, pero de forma no tan pesada, ejemplo hicimos pilates o solo cardio.

Uno de los métodos es que en el día de carbos bajos, no consumimos carbohidratos almidonados, solo proteína, grasas y vegetales fibrosos. No comer carbohidratos por un día no es malo, mas bien esto ayuda a resetear un poco el cuerpo.

La grasa es inversamente proporcional al carbohidrato.

Ambos son fuentes de energía.

Cuando tenemos un día “high carb” ese día será bajo en grasa, y los días “low carb” le subimos a las grasas.

De esta manera lograremos ver un cambio en nuestra composición corporal.

El problema viene cuando hacemos un día alto en carbohidratos y alto en grasa, ahí somos mas propensos a aumentar grasas (“Sweet Fats”). O por el contrario cuando queremos bajar rápido y eliminamos grasas o eliminamos carbohidratos, entonces ahí provocamos un déficit de energía importante y el cuerpo se sale de control. Las hormonas se descontrolan, se incrementa el apetito, y no nos va funcionar bien.

La diferencia entre la grasa y el carbohidrato es que la grasa tiene mas calorías, pero la grasa no estimula la insulina como el carbohidrato (recuerda que hay grasas buenas y grasas malas).

Tendremos días altos en carbohidratos que pueden ser 3 veces a la semana, días moderados de carbohidratos que pueden ser los otros 3 o 2 días de la semana y 1 o 2 días de la semana de carbohidratos bajos, solo carbohidratos fibrosos (como Kale o Brócoli).

Es importante que calcules tus macros antes de empezar. Como guía rápida puedes calcular que tus días bajos de carbohidratos serán de máximo 50g, los días moderados de 150g y los días altos de 200g.

Lo importante es no colocar los días altos en carbos seguidos, tenemos que alternarlos usando los días moderados o día bajo. El día que no hacemos ejercicio, solo carbohidratos fibrosos, Low Carb Day.

Cada cuerpo es diferente, así que no hay una regla de oro para hacer este método. Talvez eres alguien que no tolera bien los carbohidratos por que tu ambiente hormonal te traiciona o porque tienes niveles de insulina pobre o resistencia a la insulina, y a ti nada mas te caen bien 2 días altos de carbohidratos a la semana. O de repente eres una persona con un metabolismo acelerado y haces mucho ejercicio y 3 días de carbohidratos altos no son suficientes y te salen mejor 4.

Cada cuerpo es distinto, cada cuerpo es un universo.

Algo importante que cabe mencionar es que es importante elegir carbohidratos de buena calidad, que sean naturales o orgánicos si se puede. Recuerda que somos lo que comemos. Todo lo que comemos genera un impacto en nuestro cuerpo, la comida es información.